Por Guadalupe Camacho @Lupichick periodista y académica mexicana.

“Una noche de pasión” para algunas personas dura el resto de su vida ¿cómo? ¿por? Sí, unos minutos de sexo (y puede ser sexo malísimo, aburrido y sin orgasmos) pueden generarte un embarazo no deseado.

Sí, cuando tienes sexo sin protección ¡zaz! es posible que te puedas embarazar y si no puedes (o quieres) abortar, tu vida va a cambiar para siempre: ya nadie te verá igual (todos hablarán de ti, especialmente si eres joven, soltera o sin redes familiares de apoyo).

Cuando te vean con el vientre grande te dirán que estás muy chica para ser mamá, que no podrás educarlo porque no tienes marido, experiencia, trabajo y dinero… y seguramente tienen razón, porque un hijo cuesta no solo en lo económico sino en tiempo, esfuerzo y mucha, pero mucha paciencia.

“El chavo con el que tuve sexo, ni siquiera era mi novio, sino que lo conocía por amigos en común, así que una noche nos alocamos y lo hicimos, al poco tiempo supe que estaba embarazada; él no reconoció a mi hija, la cual mantengo junto con el apoyo de mi mamá y hermana. Mi pequeña ya tiene 7 años y no puedo dejar de trabajar un solo día porque tengo que sacarla adelante”.

Sandy, 25 años, soltera

Cuando lleves a tu pequeñ@ a la escuela y sólo tenga tus apellidos, todo mundo murmurará y más aún si tu hij@ es latos@, retraíd@, tímid@, se enferma fácilmente o se pone a llorar con frecuencia, o cualquiera que sea su carácter o temperamento y circunstancias de salud. Recuerda que lamentablemente, a las mal llamadas “madres solteras” (yo les digo jefas de familia) las juzgarán porque para un número importante de mexicanos, no son suficientemente buenas como madres y requieren “de un marido”, por eso muchas mujeres se siente presionada por aceptar a cualquier cabrón como pareja, para que socialmente tengan un mejor “estatus”.

“Mi hijo siempre tenía reporte, que se salía del salón, que le pegaba a los demás niños, que no comía, que no obedecía, que no se estaba quieto, que no hacía honores a la bandera… en fin. Todos los días tenía un reporte y me dijeron que era porque no tenía papá y que yo le permitía todo. Cuando lo llevé con la psicóloga y luego con la neuróloga resulta que tenía TDAH, comenzaron las terapias y los medicamentos; hoy en día es un chico que va a la secundaria y no tiene ningún reporte, por el contrario, es el mejor de su salón”.

Eréndira, 36 años, soltera.

Cuando decidas meter una demanda por pensión alimenticia (que no es sólo es el alimento, sino la educación, el médico, el deporte y las vacaciones de tus hijos), la gente te dirá que eres una mantenida, que por qué no trabajas más tú, que los hijos no son un negocio, que si querías “abrir las piernas” ahora te “chingas” y un sinfín de juicios y prejuicios que sólo existen por gente ignorante.

“Sí metí un juicio por pensión alimenticia, hace 7 años que está mi caso en tribunales, pero según que no pueden hacer nada porque el susodicho es vendedor ambulante en un tianguis y no hay manera de comprobar sus ingresos, pero siempre que le pido dinero me dice que está fuera de la ciudad y que luego me deposita. Se la vive en Cuernavaca, Acapulco o Ixtapan de la Sal con su novia en turno y sus amigos. Yo le doy lo que puedo a mi hija porque no puedo trabajar y cuidarla todos los días, así que se la he dejado a mi mamá”.

Araceli, 23 años, soltera

Cuando quieras rehacer tu vida amorosa y tengas uno o dos o más hijos previos, también te juzgarán: “Lo más importante para una mujer son sus hijos, vas a abandonar a tus pequeños porque andas de loca, qué necesidad tienes de andar con otro hombre, yo no te voy a cuidar a tus hijos para que te vayas por allí quién sabe dónde, ¿ya vas a meter a tu casa a un fulano?”, eso y muchas otras cosas te dirán.

Cuando quieras seguir tus estudios no será tan fácil, porque tienes que dividirte para generar recursos y para pagar los gastos tuyos y de tu hij@, o bien si alguien te mantiene (tus papás, hermanos mayores, tíos u otros familiares) te reprocharán por cualquier tema, porque como “ahora ya eres madre” no puedes hacer lo que se te pegue la gana.

Cuando impulses a tu hij@ ser independiente y que colabore con los gastos de la casa, o con los quehaceres del hogar, los demás te reprocharán. “Está muy joven para trabajar (aunque en algunos restaurantes de comida rápida los acepten desde los 17 años), lo que debe hacer tu retoño es estudiar, por qué l@ pones a limpiar la casa, ¿no ves que eso te corresponde?”

Cuando quieras abortar porque no quieres ser madre aún, también te dirán que eso es un asesinato, que los bebés son ángeles, que son criaturas de Dios, que te dará cáncer, depresión, ansiedad o infertilidad porque eso de decidir no ser madre no está bien. Si ya estás embarazada, pues ni modo a ser una madre/padre/superwoman/luchona/mujerchingona.

Pues no, para que te evites sufrimiento físico, mental y emocional (y también para tu hij@ porque todo el mundo lo juzgará también a él o ella) lo mejor es tener noches de pasión, pero con sexo protegido.

En Marie Stopes somos expertos en anticoncepción y podrás tener no solo una noche, sino años de sexo sin que te embaraces.

Recommended Posts