Todos los días, un millón de personas alrededor del mundo contraen una infección de transmisión sexual (ITS), de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es decir, una mujer u hombre que tiene contacto sexual sin la protección de un preservativo (recuerda que los hay masculinos y femeninos) adquiere uno de los más de 30 virus, bacterias o parásitos que generan una ITS.

Entran por tus genitales pero “viajan” a todo tu cuerpo.

Las infecciones de transmisión sexual entran a tu organismo por el pene, la vagina, vulva, el ano y/o la boca. Ello ocurre cuando hay contacto piel a piel (pene con vagina, boca con pene, pene con ano, entre otras combinaciones), el virus, bacteria o parásito pasa de un cuerpo al otro y, de esta manera, comienza la infección en el nuevo “huésped”.

Son seis las ITS más comunes en México y en el mundo, y algunas de ellas dan síntomas casi de inmediato, pero otras tardan años en mostrar alguna señal. Así que en Fundación Marie Stopes te invitamos a reconocerlas y a que te hagas pruebas médicas rápidas o estudios con nosotros para descubrirlas y tratarlas a tiempo.

1. Clamidia. Es la infección sexual bacteriana más frecuente en el mundo, los más afectados son los grupos de entre 15 y 45 años de edad. Es más común en América Latina donde 7 de cada 10 mujeres no genera síntomas y 5 de cada 10 hombres no sabe siquiera que la tiene. Se puede transmitir durante el parto al recién nacido y sin un tratamiento, la clamidia puede generar enfermedad inflamatoria pélvica e infertilidad femenina.

2. Gonorrea.  Es la segunda infección sexual bacteriana más frecuente. Los más afectados son los jóvenes de entre 14 y 45 años de edad, y la mayoría no presenta síntomas, salvo algunas mujeres que notan un flujo vaginal irregular, dolor al orinar, molestias en la parte baja del abdomen o sangrado vaginal tras la relación sexual o entre los periodos menstruales. Los hombres pueden presentar dolor al orinar, una secreción purulenta del pene o dolor o hinchazón en un testículo. Hay gonorreas resistentes a los antibióticos, por lo que es casi imposible eliminarlas por completo. Los recién nacidos de mujeres con gonorrea pueden tener diversos y graves problemas de salud.

3. Sífilis. Es la tercera infección sexual bacteriana más frecuente. Se trasmite vía sexual pero también por transfusión sanguínea así como por la vía materno-fetal. Los síntomas pueden presentarse desde los primeros 9 días hasta los 90. La primera señal es una úlcera en la piel (por allí entró la bacteria al cuerpo) que no es dolorosa, si no se trata a tiempo, llega la segunda etapa que conlleva erupciones cutáneas y fiebre. Así como lesiones en los genitales. Sin tratamiento la enfermedad puede avanzar y dañar el corazón, el cerebro y conllevar la muerte.

4. VPH. Esta infección se produce por el virus del papiloma humano, extremamente relacionado con el cáncer cérvico-uterino, pero también con tumores malignos y verrugas en el ano, el pene y la cavidad oral (por  aquello de la práctica del sexo oral). Este virus no genera síntomas durante los primeros años y algunos pacientes nunca se dan cuenta que lo tienen, salvo cuando ya manifiestan la enfermedad oncológica. El Papanicolaou es un examen que puede detectar cambios en el cuello del útero, así como en el ano, de allí la importancia de hacerte esa revisión anualmente y también recuerda que hay dos tipos de vacunas que previenen el desarrollo del cáncer cérvico-uterino.

5. Herpes genital. Es causado por el virus del herpes simple tipo 2. Esta ITS no tiene cura y tampoco se presentan muchos síntomas al inicio de la enfermedad, genera lesiones en el ano, vagina, pene y/o boca y se utilizan algunos medicamentos para reducir las ámpulas. También se puede transmitir en el momento del parto, al pasar por el canal vaginal, se le conoce como herpes neonatal. Aquellos que viven con VHS 2 pueden ser más susceptibles a infectarse del virus del inmunodeficiencia humana.

6. VIH. Esta ITS se genera por el virus de inmunodeficiencia humana que puede dar origen a la enfermedad del SIDA. No se presentan síntomas durante los primero 10 a 20 años tras el contagio que puede ser anal, vaginal u oral. La mujer también puede trasmitir el virus a su recién nacido durante el embarazo, al momento del parto o al alimentarlo con leche materna. El uso de agujas y de sangre contaminadas también han incrementado el número de afectados. No existe cura para esta ITS pero sí hay diversos medicamentos que ayudan a reducir la cantidad de virus que hay en el organismo.

¿Cómo evitar enfermarte?

La única manera de protegerte contra una infección de transmisión sexual es utilizar siempre un método de barrera: como los condones (tanto femeninos como masculinos) así como las sábanas de látex (para el sexo oral), ambos evitan el contacto piel a piel.

No seas parte de las estadísticas: clamidia (127 millones de afectados), gonorrea (87 millones), sífilis (6,3 millones) y tricomoniasis (156 millones). El número de personas con infección genital por el VHS (herpes) supera los 500 millones, y hay más de 300 millones de mujeres infectadas por VPH.

Recuerda usar siempre anticoncepción dual en todos tus encuentros sexuales, es decir, el uso de condón para evitar las ITS más el uso de un anticonceptivo de largo plazo para evitar los embarazos no deseados.

En Fundación Marie Stopes contamos con consejería reproductiva, paquete de pruebas rápidas para detectar sífilis, clamidia, hepatitis C y VIH; así como paquetes para realizarte el papanicolaou y la colposcopia. Llámanos al 55 55430000, manda un Whats App al 557870 2011 o haz una cita en línea.

Por Guadalupe Camacho, @Lupichick, periodista y académica mexicana