Si ya confirmaste que tienes 30 días o 4 semanas de embarazo, no notarás aún algún cambio en tu cuerpo. Ta vez sientas un poco de cansancio o falta de apetito, pero en general tu cuerpo seguirá siendo el mismo.

¿Cómo puedes darte cuenta a los 30 días de que estás embarazada? la señal más clara es que no hayas tenido tu periodo menstrual, que tu regla se haya esfumado. Pero si no eres muy regular en tu menstruación, ¿cómo puedes saber a ciencia cierta si estás o no embarazada?

Así que lo ideal es que te hagas una prueba de embarazo. Las de modalidad “casera” distinguen en tu orina una hormona que libera la placenta (éste órgano se comienza a desarrollar justamente a los 14 días después de la implantación del óvulo en el útero). También hay un tipo de prueba de embarazo en sangre, la cual es mucho más afectiva, no se realiza en casa sino en el consultorio médico o en un laboratorio, y también mide la hCG, o llamada “hormona del embarazo”.

Así que si ya cuentas con un papel que indique que sí estás embarazada, el médico seguramente te dirá que no lo compartas aún con amigos o familiares de tu estado. “Es muy pronto para dar a conocer la ‘noticia’, debemos esperar hasta los tres meses, porque a veces se pierde el embarazo”, escucharás decirle al ginecólogo.

¿Por qué se pierde un embarazo?

Son múltiples las razones por las que se pierde de forma natural un embarazo: hay causas genéticas del embrión, cromosómicas del embrión, anatómicas de la madre, bioquímicas del embrión, malformaciones causadas por el lado materno, paterno o ambos (recordemos que un embrión es mitad madre y mitad padre), trastornos hormonales, así como lesiones físicas para la mujer: caídas, golpes, accidentes vehiculares y lesiones intencionales (es muy común que la mujer sea violentada por su pareja, su padre o hermanos por “dejarse embarazar”) y decenas de situaciones más.

A los 30 días de embarazo, el embrión ya se colocó en tu útero, en muchas ocasiones esa implantación genera un tipo de sangrado que puede ser confundido con la menstruación. Incluso, en el momento de la implantación se pierden muchos embarazos, puesto que el embrión no logra hacerlo y es cuando llega la pérdida y la mujer no se da cuenta que estuvo embarazada, sino que simplemente piensa que llegó su regla tarde y más abundante (un día más de menstruación o el uso de tres toallas sanitarias más o el llenado de tres copas menstruales).

ILE temprana

Si no deseas seguir con ese embarazo, puedes acceder a una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) desde los 30 días de gestación. No es necesario esperar hasta tener 12. Incluso, entre más temprano sea tu acceso a la ILE mejor para ti pues puedes utilizar medicamentos (pastillas que se ingieren) y que bloquean las hormonas que el embarazo requiere para seguir adelante.

Entre más pronto acudas mayor efectividad:

*En el caso de las personas que tienen 8 semanas o menos de embarazo, la píldora es eficaz en 98 de cada 100 casos.

*En el caso de las personas que tienen entre 9 y 11 semanas de embarazo, tiene una eficacia de 96 de cada 100 casos.

*En aquellas personas que están entre 12 semanas de embarazo, su eficacia es de 93 de cada 100 casos.

Pero si no te convencen las pastillas, también puedes acceder a la aspiración manual endouterina (AMEU), procedimiento médico que se realiza para diversas situaciones ginecológicas como:

  1. Abortos espontáneos incompletos.
  2. Interrupciones legales de embarazos.
  3. Toma de biopsias del endometrio.
  4. Para limpiar adherencias ginecológicas por trastornos de la menstruación.

La AMEU tiene un 99 por ciento de efectividad y se puede realizar con anestesia o sin anestesia en un consultorio médico. Este procedimiento se utiliza en el 97 por ciento de los abortos inducidos quirúrgicamente en el primer trimestre en Estados Unidos. Canadá, China, Nueva Zelanda, Singapur y Reino Unido, incluso la Organización Mundial de la Salud recomienda la AMEU como el método más utilizado en la evacuación uterina.

Por Guadalupe Camacho, @Lupichick, periodista y académica mexicana

Recommended Posts