Hoy día, cada vez más hombres están asumiendo la responsabilidad de la prevención de un embarazo no planeado. Es por esta razón que la vasectomía toma una mayor relevancia en estos días; sin embargo, aún existen muchas dudas y mitos alrededor de ella y hoy vamos a resolverlos.

Primero, lo primero, ¿qué es la vasectomía? Bueno, pues es un procedimiento sencillo que dura aproximadamente de 20 a 40 minutos. En él, se seccionan los conductos deferentes, que son unos tubitos que trasladan los espermatozoides desde los testículos hasta la uretra para su eyaculación.

Esto quiere decir que los espermatozoides nunca podrán salir de los testículos; por lo tanto, la eyaculación no contendrá espermas y no podrá darse un embarazo. Así mismo, ese esperma que no es liberado, será absorbido de forma natural por el cuerpo.

¿Cómo es el procedimiento?

Es un procedimiento no reversible (permanente) sin bisturí en el que se hace una pequeña incisión, se localizan los conductos y se cortan. A continuación, se cierra la incisión sin necesidad de sutura (ni siquiera deja marcas). Este método reduce las posibilidades de tener infecciones y otro tipo de complicaciones.

El procedimiento es ambulatorio, es decir, no requiere de hospitalización y se pueden reanudar las actividades después de 48 horas, siempre y cuando, no impliquen gran esfuerzo físico. La vida sexual puede reanudarse aproximadamente 2 semanas después.

Es importante tener en consideración que durante 3 meses o 25 eyaculaciones posteriores al procedimiento es necesario utilizar otro método anticonceptivo; ya que se debe expulsar todo el esperma acumulado en los conductos.

¿Por qué decir sí a la vasectomía?

La vasectomía llegará a la vida de cualquier pareja como un remolino de placer sexual; pues ambos podrán disfrutar con mayor libertad al tener la certeza de que no existe el riesgo de un embarazo no planeado. Además, la firmeza de las erecciones, la producción de testosterona, la intensidad de los orgasmos, la eyaculación y el deseo sexual permanecen exactamente igual.

Su eficacia es increíble, apenas 1 de cada 1 millón de hombres con vasectomía puede llegar a causar un embarazo después del procedimiento. Eso sí, la vasectomía no protege de infecciones de transmisión sexual, por lo que el uso del condón sigue siendo indispensable.

La vasectomía es el método anticonceptivo ideal para aquellos hombres que no desean tener hij@s o que ya tienen y no desean tener más. Es momento de revolucionar la vida sexual en pareja y hacerse partícipes activos y responsables en la prevención de embarazos no planeados.

¿Estás listo para darle un giro a tu vida sexual y disfrutar como nunca antes? ¡Te esperamos! Agenda tu cita aquí, también puedes escribirnos  Facebook  y WhatsApp o llámanos al 55 5543 0000.

Ahora platicaremos de la vasectomía de hombre a hombre, despejemos los mitos con el siguiente video: