Mi ex novio me presionó para tener relaciones sin usar ningún tipo de protección. Me decía que él con sus ex novias tenía relaciones sin usar ningún tipo de método anticonceptivo, ni ellas ni él. Tuve miedo de que se fuera a con alguien que le diera lo que él quería, él incluso lo admitió, dijo que quería que se hiciera lo que él decía.

Al día siguiente yo le dije que estaba bien, acepté a tener relaciones sin protección, él quería que yo quedara embarazada, decía que “me quería amarrar”. Yo no estaba lista para ser madre a mis 22, no es que no quisiera, pero no era el momento, los dos estábamos estudiando; él tenía pocas semanas en su trabajo, no teníamos casa, nada. Yo no aguantaba la presión de saber todo lo que se venía.

Al día siguiente, en la noche, me tomé la pastilla del día siguiente, pero ese era mi día más fértil, según mi periodo. Quedé embarazada. Después de 5 días de retraso me hice una prueba que salió positiva. Me subí a mi transporte para ir a la universidad, aguantándome las ganas de llorar, tratando de mantener la cordura. Me dirigí directamente al baño más lejano a llorar, le mandé un mensaje a mi prima pidiendo le ayuda. Un amigo de ella tenía una amiga que había abortado con pastillas de misoprostol, así que su amigo y mi prima me las consiguieron, lo cual fue algo complicado porque a mi prima al ser mujer no se las venden en las farmacias.

En cuanto las compró, fui por ellas a escondidas, porque tampoco podía ir a verla, o hablarle lo menos porque mi novio revisaba mis conversaciones. Fui cuando el sol no había salido y en el transcurso de regreso a mi casa me las puse bajo la lengua. Tenía que ser temprano porque él diario venía a mi casa.

Tenía un gran obstáculo, tomar las pastillas sin que se diera cuenta. Por suerte él tuvo que salir como 30 minutos a la hora que tocaba la siguiente dosis y pude tomarla, cuando él se fue, tomé la otra.

Afortunadamente fue un aborto exitoso, sin complicaciones. Él cree que lo perdí, nunca le dije nada porque él me llegó a decir que no estaba en contra del aborto, que si yo abortaba, iba a estar para mi, pero que nunca más tendría un hijo conmigo porque ya lo había abortado, que era ese o ninguno.

Afortunadamente pude salir de esa relación, pero quiero compartir mi historia con otras chicas que pudieran estar viviendo esta violencia con sus parejas, decirles que no cedan a la presión porque cuesta más de lo que creen. No solo se trata de la incertidumbre por una aborto con pastillas sin guía médica, se trata de que en el fondo estás sola, de que sabes que no puedes tener a nadie cerca, que no le puedes decir a nadie.

Abortar no significa que no quieras tener una familia, se trata de un acto de responsabilidad, no solo para ti, ¿qué clase de vida podrías ofrecer si no tienes nada? Ver lo duro que es salir adelante, la incertidumbre de saber siquiera si vas a poder alimentarlo.

Espero esto pueda ayudar a muchas mujeres que pasen por la misma situación, que no es imposible salir, aunque parezca que no se puede, el día que sales de todo ese abuso puedes respirar otra vez, puedes vivir otra vez.

Testimonio anónimo.

Recommended Posts