En México, la violencia contra las mujeres y las niñas es tan grave que se redactó, hace 13 años, una ley específica para “tratar” de protegerlas. Así surgió la LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, que se publicó por primera vez en 2007 y que tiene como objetivo establecer la coordinación entre los estados y la Ciudad de México para las acciones a fin de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres, así como garantizar su acceso a una vida libre de violencia que favorezca su desarrollo y bienestar.

¿Y luego? Pues nada, que la violencia física, emocional, familiar, docente, laboral, patrimonial, económica y sexual, así como los feminicidios siguen a la alza en todo el país y no se detienen.

Todos los días leemos o escuchamos noticias en torno a la desaparición de una mujer, a la captura de un violador, al feminicidio de una niña, jovencita o mujer adulta, a un caso de porno venganza, a casos de lesiones con ácido que queman la piel femenina, de automóviles que son usados como tanques de guerra para atropellar y destrozar a una mujer…

La casa no es el lugar más seguro.

Así, cada día más de 330 mujeres llaman al 911 para pedir ayuda pues son víctimas de violencia. De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a marzo del año 2020 se registraron, tres millones 963 mil 866 llamadas de emergencia al 911 y la cifra sigue a la alza.

Enseguida algunos ejemplos (los nombres fueron cambiados por seguridad de las mujeres):

Pedí trabajo en una cafetería, querían que me desvistiera.

Me postulé como mesera y experta en la preparación de café para una cafetería en la Ciudad de México, me citaron a las 8 de la noche (primera señal de alarma que no vi) y me comenzaron a hacer pregustas.

De pronto el dueño, o encargado de lugar, me pidió que me desvistiera con el pretexto de buscarme tatuajes, le dije que no tenía, pero él insistió. Comencé a sentir mucho miedo y salí corriendo. ¡Logré escapar!

¿Por qué para trabajar se tiene uno que desnudar?

¿Por qué no confían en que digo la verdad? no tengo tatuajes.

¿Por qué me citan en la noche para una entrevista de trabajo?

¿Por qué tengo que sufrir esta violencia para ganarme mi dinero?

Salma, 19 años

Me pegó porque le pedí más dinero.

Hace seis años que estoy casada, tengo dos hijos y todos los días cocino, estoy con mis hijos y atiendo mi casa. Un día le dije a mi esposo que me diera más gasto, unos 100 o 150 pesos más porque ya no me alcanza y comenzó la discusión que terminó conmigo llena de golpes en la cara, el pecho y la espalda.

Me dijo que gasto mucho y que no me daría nada, pero mis hijos comen mucho, ya no son bebés de papilla, pero no me cree. También a mis hijos les pegó unas cachetadas.

Elisa, 29 años

Me viola cada que quiere.

Fui a denunciarlo al MP y me dijeron que no era violación porque era (es) mi marido, que no existía eso entre los esposos y que me regresara a mi casa antes de que él supiera de mi denuncia.

No me regresé a mi casa sino que me fui a casa de mis papás, pero mi padre se enojó que porque, dijo, él no quiere pleitos en su casa. Así que me fui a casa de una amiga a esconder y aquí sigo, trabajo desde casa ayudando a armar cajas de té e infusiones que mi amiga vende.

No quiero regresar con mi marido porque me agrede cada noche, me penetra analmente y siempre sangro, ya no quiero estar con él nunca jamás y estoy esperando a que termine la emergencia del coronavirus para irme a otra ciudad y nunca regresar.

Esther, 31 años

Mi hijo me quita el dinero

Tengo 77 años y vivo con mi hijo de 39 años, él no es casado, pero siempre anda metiendo a muchachitas a la casa, se emborrachan y se comen todo lo del refrigerador. Incluso, ya me di cuenta que me saca el dinero de la tarjeta o me esculca el monedero. Él por la pandemia no ha trabajado, pero tampoco ayuda en la casa.

Yo soy jubilada y casi no me alcanza mi pensión para todos los gastos que tengo, le he dicho a mi hijo que se vaya, sus hermanos también se lo han pedido y no quiere, se hace el sordo. Un día me amenazó con un cuchillo y me aventó, casi me iba por las escaleras. Por eso ya ni salgo de mi recámara.

Lucía, 77 años

¿Dónde acudir?

Si sufres de violencia accede a este link, donde encontrarás los Centros de Justicia para las Mujeres en todo el país.

También puedes llamar al 911 que es un número de emergencia a nivel nacional. Los siguientes números son estatales:

  • Aguascalientes: 449 918 2550 y 449 910 2128
  • Baja California: 686 558 6364 y 664 608 0888
  • Baja California Sur: 612 688 1236 y 612 122 2945
  • Campeche: 981 811 2656 y 981 811 6086
  • Chiapas: 961 4629 340
  • Chihuahua: 614 429 3505 Ext.15311
  • Ciudad de México: 55 5658 1111 y 55 5512 2836 Ext. 502 sosmujerescdmx@gmail.com
  • Coahuila: 075 y 844 434 4875
  • Colima: 075 y 911
  • Durango: 911
  • Estado de México: 800 108 4053
  • Guanajuato: 075 y 473 164 0369
  • Guerrero: 744 486 6198 y 747 471 9530
  • Hidalgo: 771 718 9205
  • Jalisco: 333 658 3170 y 333 345 6166
  • Michoacán: 443 582 2082
  • Morelos: 777 173 0066
  • Nayarit: 311 217 0377 y 311 217 6515
  • Nuevo León: 811 300 5391 y 811 300 4875
  • Oaxaca: 951 207 2666 y 951 427 7502
  • Puebla: 222 232 3738
  • Querétaro: 442 216 4757 y 800 008 3568
  • Quintana Roo: 800 500 9559
  • San Luis Potosí: 911
  • Sinaloa: 667 752 0672 y 667 752 0673
  • Sonora: 662 108 3200
  • Tabasco: 993 316 6813 y 993 316 6351
  • Tamaulipas: 834 110 1622
  • Tlaxcala: 911 / 246 331 3731 / 800 838 7073
  • Veracruz: 075 y 800 906 8537
  • Yucatán: 999 923 3711 y 999 923 3719
  • Zacatecas: 911 y 492 491 4872

Sí sufres violencia cibernética, estos son los datos para denunciar:

  • Número telefónico 088, el cual opera las 24 horas del día, los 365 días del año.
  • También puedes realizar denuncias a través de la cuenta de Twitter @CEAC_CNS.
  • El correo ceac@cns.gob.mx
  • Y la aplicación PF Móvil, disponible para todas las plataformas de telefonía celular.

Nunca dejes de denunciar.

Es muy importante que denuncies ante las autoridades y que tus amigos y familia sepan el tipo de violencia que sufres y de manos de quién. Si te es posible, lee con detenimiento la LEY GENERAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, y cuando denuncies la menciones.

NOM 046

Si fuiste víctima de violencia sexual y como resultado hay un embarazo que no deseas continuar, debes saber que la NOM 046 te respalda para que puedas interrumpirlo. Esta Norma aplica para toda la República Mexicana. Con solo tu palabra basta para que te sea proporcionado este servicio de salud, no es necesario acudir al Ministerio Público para que accedas a una Interrupción Legal del Embarazo, a menos que tú quieras después proceder legalmente. La ley te respalda.

¡No estás sola!

Por Guadalupe Camacho, @Lupichick, periodista y académica mexicana

Recommended Posts