La Organización Mundial de la Salud (OMS), refiere que, en algunos casos, la píldora del “día después” ha llegado a funcionar después de cinco días tras el contacto sexual sin protección, pero los fabricantes y el personal de salud aconsejan que su uso sea inmediato, dentro de las primeras 72 horas.

La verdad es que es muy difícil dejarle a una pastilla tu futuro. ¿No crees?

Entre más pronto mejor.

Cuando se trata de una emergencia, el tiempo es el factor clave. Y lo mismo ocurre con la llamada píldora del “día después” puesto que entre más pronto te la tomes (después del contacto sexual sin protección) mayor efectividad lograrás para evitar un embarazo no deseado.

Las empresas que desarrollaron este tipo de medicamentos insisten en que, además del tiempo, es necesario asegurar que la mujer no esté ovulando, puesto que si el óvulo ya se liberó, será difícil detenerlo y los espermatozoides pueden perfectamente fertilizarlo.

Algunas mujeres, por miedo o desconocimiento, se toman la píldora después de las 72 horas recomendadas, pero la eficacia baja hasta el 54 por ciento, y entre más tiempo pase, menor efectividad tendrá y, por tanto, más riesgo de embarazo tendrás.

Los índices de embarazo son muy bajos.

Tras ingerir la pastilla, tal y como el fabricante te lo recomienda, los índices de embarazo son entre el 0.6% hasta el 3 por ciento siempre y cuando no, y escribo NO,  hayas ovulado.

Por eso, la píldora del día siguiente ha funcionado muy bien en millones de personas alrededor del mundo. Sin embargo, recuerda que este es un medicamento que no debe ser usado constantemente, puesto que puede generar malestares estomacales, en la cabeza y en los senos. Incluso, por eso algunos fabricantes tienen una presentación más suave: te puedes tomar una pastilla tras el contacto sexual y otra después de 12 horas, con ello te aseguras no tener malestares muy incómodos, puesto que estás ingiriendo un nivel de hormonas mayor al utilizado en las píldoras anticonceptivas de uso diario.

Si vomitas reduces su efectividad

Algunas mujeres son muy sensibles a los medicamentos con hormonas, especialmente a los anticonceptivos, y pueden desarrollar síntomas como náuseas y vómitos. Por eso, si eres una de ellas, cuida que no vomites la pastilla del día después antes de dos horas de haberla ingerido, si ello sucede, tendrás que tomarte nuevamente el medicamento.

Si tienes un trastorno gastrointestinal, o estás con unos tragos de más (alcoholizada) también debes estar atenta a no perder la efectividad, por vómito, de la píldora de “emergencia”.

No compres en el mercado negro

En los tianguis, bazares o en internet, existe alta venta de medicamentos falsos que, por supuesto, no tienen la efectividad que un original. Evita comprar en estos lugares y siempre revisa que el empaque esté en una caja cerrada y sellada.

El DIU también funciona como anticonceptivo de emergencia.

Así es, como lo leíste, también puedes colocarte un DIU T de cobre inmediatamente después de haber tenido una relación sexual de riesgo y no solo evitar el embarazo por esa ocasión, sino que puedes quedar protegida hasta por 5 años por solo $700 pesos con nosotras en Fundación Marie Stopes.

Por Guadalupe Camacho, @Lupichick, periodista y académica mexicana

Recommended Posts