Uno de los momentos de mayor preocupación en la mujer sexualmente activa, es saber tempranamente si está o no embarazada, y para ello, se inventaron las pruebas (de orina) caseras del embarazo, que puedes hacerlas desde la intimidad de tu casa. Pero ¿cómo funcionan?

Buscan la hormona del “embarazo”.

Los humanos tenemos más de 65 principales hormonas circulando en el cuerpo, son como mensajeros que envían señales al cerebro para que los órganos y tejidos realicen diversas actividades y funciones.

Cuando se está embarazada se libera una hormona llamada gonadotropina coriónica humana o simplemente hGC, que produce la placenta durante el embarazo y se libera hacia la orina y el torrente sanguíneo.

Sin embargo, aunque estés embarazada, la placenta no se forma inmediatamente y, por tanto, tampoco “liberará” la hGC.

Espera, espeeeeera.

Los expertos en salud reproductiva explican que, por lo general, el espermatozoide fecunda al óvulo en alguna de las dos trompas de Falopio, y después el óvulo ya fertilizado “viajará” hasta implantarse en alguna de las paredes de tu útero (ojo aquí porque dicha implantación puede generar un sangrado y ello hace creer a la mujer que no está embarazada).

Tras implantarse, el óvulo deberá comenzar a crecer y dividirse. Y al cabo de unos días (tres a cuatro en promedio) comenzará a desarrollarse la placenta.

Todo el tiempo que transcurre entre la fecundación, el descenso, la implantación y el crecimiento son, en promedio, de nueve días a dos semanas. ¡Sí, leíste bien: DOS SEMANAS!

¿Entonces cuándo me tengo que hacer la prueba?

Los médicos recomiendan hacer la prueba de sangre (la extraen de tu brazo) después de nueve días tras el contracto sexual. Y si te quieres hacer una prueba casera de orina debes esperar aún más porque corres el riesgo de tener pruebas de orina verdaderas que son negativas; o bien, falsas que son positivas. 

Algunas pruebas solo son sensibles a la hormona y otras no sólo eso, sino que además de te indican cuánta hormona hay en tu organismo y a cuánto equivale en semanas de gestación. Y es que, entre más semanas tengas de embarazo, mayor presencia de hGC en tu orina y sangre.

Así que antes de comprar una prueba de embarazo en la farmacia, es mejor que revises si sólo detecta la presencia o también la cantidad de la “hormona del embarazo”.

Si tienes dudas y no está en tus planes en estos momentos continuar un embarazo, puedes acudir a consejería con nosotras en Fundación Marie Stopes, donde podemos realizarte una prueba de embarazo de alta sensibilidad y un ultrasonido para estar más segura.

Puedes agendar cita en línea, mandando whats al 5578702011 o llaman al 5555430000

Por Guadalupe Camacho, @Lupichick, periodista y académica mexicana

Recommended Posts