Me llamo *Ángeles, tengo 35 años y solicité una interrupción legal del embarazo (ILE)   en esta pandemia por covid19. Lo hice sin consultarlo con nadie y tuve varias razones para no seguir adelante con la gestación. Entre mis motivos estuvieron:

  1. Ya tengo una hija de 6 años.
  2. Mi hija tuvo diversos problemas de salud durante sus primeros tres años de vida y me dio temor volver a pasar por lo mismo.
  3. Mi método anticonceptivo falló.
  4. Me siento grande de edad para estar embarazada, y no es lo mismo criar “tardíamente”.
  5. Mi historial médico no fue el mejor durante mi primer embarazo, pues fue de alto riesgo y tuve que estar mucho tiempo en reposo.
  6. Tuve mucho miedo de estar embarazada en tiempos de Covid. Me asustó mucho seguir con el embarazo y pensar en la posibilidad de quedar hospitalizada o morir por este virus y dejar a mi hija sola.
  7. Sé que es legal el aborto en la ciudad de México, entonces solo solicité el servicio.

Fui directamente a Marie Stopes.

Cuando estuve decidida a solicitar una ILE, me acerqué a Fundación Marie Stopes, porque me lo recomendó una amiga que es de mi entera confianza, así que no dudé en llamar por teléfono y hacer mi cita. No busqué otra opción porque sé que el tiempo es fundamental y la clínica tiene mucha experiencia.

Desde el momento que pedí informes vía telefónica, hasta el final, siempre estuvieron al pendiente de mí, me sentí segura, despejaron mi dudas y la revisión médica fue de lo mejor, pues la doctora que me revisó, me trató con amabilidad y respeto, nunca me hizo sentir juzgada, regañada o culpable. Para ser sincera no me sentía ni física ni emocionalmente preparada para continuar con el embarazo.

Junto con la supervisión médica, la valoración y mi consentimiento, decidí que mi ILE fuera con medicamentos, me pareció que era la mejor opción para mí, además, retomé mis actividades cotidianas en cuestión de días. Todo el proceso fue muy seguro.

Física y emocionalmente me siento tranquila, disfruto todos los días a mi hija y sé perfectamente que mi decisión fue la correcta.

Sin complicaciones y sin Covid.

Me hice la interrupción el 24 de septiembre 2020, por la mañana. En la consulta que me dieron ya me habían dicho cómo iban a actuar los medicamentos y te lo explican de forma sencilla. Pero además, respetan tus decisiones y emociones, el lugar es seguro, limpio y, por supuesto, toman medidas ante el Covid. Por eso, nunca estuve en riesgo de un contagio por Covid.

Les digo a las mujeres que cuando no se sientan preparadas para continuar con un embarazo, por las razones y motivos que tengan, acudan a Fundación Marie Stopes, además cuentan con apoyos económicos.

*El nombre se modificó por privacidad

Por Guadalupe Camacho, @Lupichick, periodista y académica mexicana

Recommended Posts