Existen diversas “píldoras de emergencia” o “pastilla de emergencia”, que se toman después de tener contacto sexual de riesgo, es decir, sexo sin protección, puesto que previenen –de acuerdo a la mayoría de las marcas– la ovulación hasta por tres días. Otras prometen que su efecto dura cinco días.

1. Ninguna pastilla previene el embarazo al 100%

Ninguna pastilla de emergencia (ni las de uso diario) previenen al 100% un embarazo, recuerda que ninguna mujer es igual a la otra. Cada una ovula y menstrúa distinto. Por eso las pastillas tienen un margen de error, especialmente cuando la mujer comete un error porque está aprendiendo a vivir su sexualidad y a usar métodos anticonceptivos.

Por ejemplo, si utilizas bien la “píldora del día después” el índice de embarazo es de entre el 0.6% hasta el 3%, siempre y cuando no hayas ovulado.

2. Son de emergencia, no te la tomes antes.

Las pastillas del “día siguiente” no son medicamentos que puedas usar antes de tener contacto sexual, fueron diseñadas exclusivamente para utilizarlas después, puesto que previenen que tu ovulación ocurra de inmediato, la retrasan.

Por eso no vale la pena que te la tomes hoy para que tengas sexo mañana, te las debes tomar entre las primeras 24 y 72 horas después del encuentro sexual sin protección y así estás más días protegida. Pero recuerda que ya no funcionan si ya liberaste tu óvulo.

3. Tu ovulación cambia a la menor provocación.

Las píldoras del “día siguiente” funcionan siempre y cuando no hayas ovulado, pero tu ovulación cambia y se modifica a la menor provocación. Por eso no todas las mujeres tenemos un ciclo menstrual regular y puede variar algunas veces por uno o tres días.

El estrés, el uso de medicamentos, las pérdidas gestacionales, la obesidad e incluso el cambio de ciudad o de trabajo generan modificaciones en tu ovulación. Así que debes estar muy cercana a un calendario para llevar las cuentas precisas entorno a tus días fértiles.

4. Modifican tu moco cervical.

Otro efecto de las píldoras de emergencia es que hacen más espeso tu moco (flujo) cervical y, en consecuencia, los espermatozoides no pueden pasar fácilmente hasta su meta: fecundar tu óvulo.

Sin embargo, los espermatozoides pueden estar fácilmente en el cuerpo femenino hasta por cinco días y aunque tengas sexo hoy domingo, por ejemplo, jueves o viernes puedes fácilmente embarazarte.

Además, algunas infecciones vaginales, ciertos medicamentos (como los antibióticos) y el estrés modifican tu flujo vaginal. ¿Lo sabías?

5. Se pueden usar en menores de edad.

Una de las razones por las que fue desarrollada la píldora de “emergencia” fue para prevenir los embarazos como resultado de un abuso sexual. Por eso, si una mujer, niña (algunas comienzan a menstruar desde los ocho o nueve años) o adolescente es ultrajada sexualmente y se tiene el riesgo de un embarazo, estas pastillas son una excelente opción para tratar de prevenirlo.

Anteriormente se colocaban óvulos vaginales (anticonceptivos) para evitar el embarazo, pero algunas sobrevivientes de violaciones, tenían muy lesionados su cérvix y vagina, por lo que era imposible colocarlos. Así que se optó por un medicamento vía oral.

Toda niña o adolescente que ya tenga su periodo y haya tenido contacto sexual de riesgo puede usar este tipo de pastillas, siempre y cuando sea para una emergencia, no una práctica recurrente.

Si ya estás con vida sexual activa y lo que quieres es protegerte de un embarazo no deseado, lo mejor es que te coloques un anticonceptivo de largo plazo como el DIU, SIU o el implante hormonal y que tu pareja siempre use condón para evitar una infección de transmisión sexual, por favor no tomes a la ligera el uso de la pastilla de emergencia, solo usala en caso de una emergencia.

Por Guadalupe Camacho, @Lupichick, periodista y académica mexicana

Recommended Posts