Si hay quienes piensan que enseñar sexualidad o métodos anticonceptivos a las niñas y niños es tanto como “darles un permiso”, para que inicien su vida sexual, igual a edades tempranas, considero que eso es un pensamiento retrógrado, advirtió la coordinadora de Colposcopía del Instituto Nacional de Perinatología (InPer), Isidro Espinosa de los Reyes, doctora Selene Sam Soto.

“Lo importante es empoderar a las chicas y que ellas conozcan lo bueno y lo malo de las cosas, que sepan cómo cuidarse y definitivamente lo actual es cuidar a nuestros niñas, niños y jóvenes”, estableció.

Entrevistada por Crónica, en el marco del último día de los trabajos de la 32 Reunión Anual InPer 2017, con el tema “Salud sexual y reproductiva del adolescente: Impacto Perinatal”, la doctora Sam Soto advirtió que “como sociedad, no podemos ponernos una venda en los ojos y hacer como de que no está pasando nada. El embarazo adolescente a edades más tempranas y el abuso sexual infantil, son realidades que como médicos vivimos día a día y en definitiva algo tenemos que hacer al respecto”.

Lamentó que si el tema no se aborda con la madurez y responsabilidad suficientes, simplemente el problema de abuso sexual infantil y embarazo no planeado en adolescente va a seguir creciendo.

“Las estadísticas ya nos hablan de que los jóvenes han iniciado su vida sexual de manera más temprana, además de que las violaciones sexuales y las agresiones son mucho más frecuentes”, lamentó.

El mensaje directo a los padres de familia es que se informen y se acerquen al personal especializado y que veamos las cifras a nivel nacional e internacional y hay que documentarlos tanto a los papás como a los jóvenes adolescentes para poder enfrentar esta realidad.

La educación sexual corresponde no sólo a los padres y madres de familia, “es un tema en el que todos somos responsables: maestros, personal de salud, la familia. Enseñar a las y los chicos a cuidarse, a saber tomar decisiones en este sentido, a fin de evitar un embarazo no planeado, cómo prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual, en definitiva, es una responsabilidad compartida”.

Es cierto que la educación  debe comenzar en casa con la familia, pero también es cierto que la sexualidad se debe aprender desde la infancia, toda la vida tenemos que aprender sexualidad, si lo hiciéramos así, no tendríamos tantos problemas.

En este mismo sentido, la doctora Selene Sam estableció que una información sexual oportuna acorde a la edad de las y los niños, en definitiva, ayudaría a poder prevenir todos estos casos tan dolorosos y lamentables que tenemos de abuso sexual infantil.

La mejor herramienta que todos podemos tener no es lo mismo cuando estamos informados, las armas son más eficientes y contundentes para poder empoderar a los niños y se sepan defender de manera oportuna, o que por lo menos sepan que hay algo que está mal y que tienen que hablar hasta que los adultos le hagan caso, y verifiquen qué está sucediendo, pero sobre todo, que les crean, porque muchas veces se piensa que son inventos de las o los niños.

Con el objetivo de contribuir a revertir esa problemática, en Marie Stopes contamos con Programa Educativo, el cual lleva talleres y pláticas sobre salud sexual y reproductiva a diversas instancias educativas y de gobierno. Si deseas que llevemos un taller a tu escuela o trabajo, escribe a: educacion@mariestopes.org.mx 

Con información de La Crónica.

Recommended Posts