El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, defendió con vigor el acceso de las mujeres al aborto, pues es un derecho para “poder decidir sobre su futuro”.

“Cuando se toma una posición contraria al aborto (…), quitamos a las mujeres el poder de decidir sobre su futuro, con quién, cuándo y cómo quieren comenzar una familia”, expresó Trudeau durante una conferencia de prensa en ocasión del Día Internacional de la Mujer.

Al ser consultado sobre la política anti-aborto del presidente estadounidense, Donald Trump, el primer ministro canadiense consideró que el aborto es un derecho fundamental.

Inmediatamente después de su asunción en enero, Trump promulgó un decreto que prohíbe financiar ONG internacionales que llevan a cabo abortos o luchan por legalizarlo.

“Canadá es un país que reconoce los derechos de las mujeres, de los individuos a determinar su futuro”, insistió Trudeau al anunciar que su gobierno otorgará 650 millones de dólares canadienses (455 millones de euros) en tres años para “la salud y los derechos sexuales y reproductivos” en los países más necesitados.

El financiamiento de Canadá permitirá asegurar “servicios completos de educación sexual, el reforzamiento de los servicios de salud reproductiva, y el acceso a la planificación familiar y a medios anticonceptivos”, informó la ministra de Desarrollo Internacional, Marie-Claude Bibeau.

Canadá quiere ayudar a prevenir la violencia sexual, “los matrimonios precoces y forzados así como la mutilación genital femenina”.

Los fondos también “contribuirán a apoyar el derecho de las mujeres a optar por un aborto seguro y legal y tener acceso a los cuidados post-aborto”,  concluyó.

En México, el aborto por voluntad propia de la mujer es legal solo en la Ciudad de México hasta la semana 12 de gestación. Cualquier mujer de cualquier estado de México o de otro país, puede viajar a la ciudad de México por un aborto legal y seguro.

Con información de El Informador.

Recommended Posts