Casi 100 por ciento de los poco más de 8 mil embarazos de adolescentes, atendidos en hospitales de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México durante 2014, se concentran en jóvenes de 15 a 19 años; las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero registran el mayor número de nacimientos en ese sector poblacional, seguidas de Milpa Alta, Xochimilco y Magdalena Contreras.

La mitad de las adolescentes embarazadas terminó la secundaria y 38 por ciento cursó un año de preparatoria; sin embargo, 43.3 por ciento dejó de estudiar debido a la maternidad. Viven en unión libre 63 por ciento de los jóvenes, y 8.6 por ciento están casados. Mientras que el promedio del comienzo de vida sexual activa es a los 15.6 años.

Estos son resultados del Estudio del embarazo en adolescentes en la Ciudad de México, desde un enfoque de género, 2005- 2014, que realizó el Consejo de Evaluación del Desarrollo Social del Distrito Federal (Evalúa DF).

El Gobierno de la Ciudad de México reconoce que el alto índice de embarazos, muchos de ellos no planeados, es uno de los problemas que enfrenta la población adolescente, ya que puede tener implicaciones de salud, sicológicas, sociales y económicas que afectan a la mujer y al bebé, por lo que ha desarrollo estrategias a la promoción de los derechos sexuales y reproductivos.

El estudio señala que 46 por ciento de las 254 adolescentes usuarias de servicios públicos de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (Sedesa), de Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Milpa Alta, conocen el programa de planificación familiar del gobierno capitalino, y entre las que utilizan un método anticonceptivo, 40.5 por ciento lo obtuvieron en las unidades de esta dependencia.

Siete de las encuestadas se embarazaron entre los 11 y 14 años de edad. Entre las adolescentes 44 por ciento respondió que “quería esperar más tiempo para tener un bebé”; 37 por ciento dijeron que sí querían embarazarse y 19 por ciento no deseaban tener hijos en ese momento.

Los resultados de la encuesta llevada a cabo durante el estudio indican que 86.2 por ciento de las adolescentes respondieron que fueron al centro de salud en el primer trimestre de embarazo. Pero los datos revelaron un bajo número de consultas prenatales, ya que 89.7 por ciento de las adolescentes aceptaron que sólo acudieron a una para la atención prenatal y una proporción muy reducida (3 por ciento) fue a dos o más.

Doctores y enfermeras coincidieron en que los servicios de salud enfrentan importantes retos en materia de embarazos de adolescente, sobre todo porque gran parte de mujeres no acude a control prenatal o llegan a los servicios en el último trimestre del embarazo, e incluso, muchas sólo lo hacen cuando están a punto del parto.

Se advierte que en las unidades hospitalarias de Iztapalapa existe el mayor número de pacientes que carecen de seguimiento médico durante el embarazo.

Considera que “El médico en tu casa es” una iniciativa que puede fortalecer las acciones de prevención y atención del embarazo adolescente, y a diseñar indicadores geo referenciados sobre esta población”.

En Marie Stopes hombres y mujeres pueden acercarse para obtener información e insumos en tema de métodos anticonceptivos, detección de infecciones de transmisión sexual y la interrupción legal del embarazo, para que las chicas adolescentes conozcan todas sus opciones y derechos y puedan llevar a cabo sus planes de vida.

Con información de La Jornada.

Recommended Posts