Marruecos, gobernado por el rey Mohamed VI, de férrea postura conservadora, ha iniciado un mes de discusión para legalizar el aborto en la nación. “Los abortos kamicaces son la principal causa de mortalidad materna. Las mujeres con más recursos económicos pueden interrumpir su embarazo en clínicas privadas o consultorios médicos, pero las que no tienen recursos se ven obligadas a abortar engañadas por charlatanes o llevando a cabo una interrupción de emergencia con métodos salvajes y peligrosos“, señaló la Asociación Marroquí en Lucha Contra el Aborto Clandestino (AMLAC), después de que el día de ayer inició el gran debate nacional sobre el aborto.

El aborto está prohibido en Marruecos, sin embargo es muy practicado, desde luego, clandestinamente. Entre 650 y 800 mujeres interrumpen el embarazo al día y el 4.5% de las muertes relacionadas con la maternidad se producen durante la ejecución de esta práctica. El colectivo Derecho a la salud, (Droit de la Santé) así lo ha señalado. “En Túnez el aborto es legal desde 1973 durante los tres primeros meses del embarazo y se práctica 30 veces menos. Queremos una ley del aborto como la tunecina. Que cualquier mujer pueda decidir sobre su propio cuerpo, siempre y cuando esté en las primeras doce semanas de gestación y 20 semanas en casos de malformación del feto”, comenta Aziz Rhali, coordinador adjunto del colectivo.

El precio de la intervención oscila entre 200 y 1400 euros. Por ello las mujeres más humildes tienen que acudir a técnicas notablemente peligrosas como la de la hemorragia provocada o el uso de plantas medicinales no siempre seguras que pueden dejar en la matriz de la mujer graves secuelas.

Hasta la fecha, solo es posible practicar el aborto sin acabar en la cárcel si la madre se encuentra en peligro extremo. Si no, las mujeres pueden ser castigadas con penas de entre seis meses y dos años de prisión y el practicante puede pasar de uno a cinco años encarcelado, según lo establecen los artículos 449-504 del Código Penal. Es por eso que el debate actual al respecto resulta esperanzador para quienes buscan la legalización del aborto y sorprende que el principal impulsor de la discusión sea el rey Mohamed VI.

“Por un Marruecos más justo. Aborto sin riesgos”, versaba el cartel que invitaba al debate y que se inició el día de ayer en la Biblioteca Nacional de Rabat. En la discusión intervinieron médicos expertos en está práctica, colectivos de defensa de la mujer y representantes de todos los partidos políticos de Marruecos. Cuando acabo el acto, el Rey Mohamed VI difundió un comunicado en el que afirmaba que comienza un plazo máximo de un mes para “establecer reuniones y consultas con la población civil” sobre la interrupción del embarazo.

Por su parte, la activista Aicha Chenna, fundadora del colectivo Solidarité Féminine y una de las más activas en la polémica de las madres solteras en Marruecos, opinó que el problema del aborto tiene una estrecha relación con la escasa educación sexual que se da en las escuelas. Afirmó que las altas tasas de aborto, abandono de niños y mujeres que se quedan embarazas fuera del matrimonio se debe a la ausencia de educación sexual en los colegios en edades en las que los niños como las niñas se deberían formar en el uso de anticonceptivos y la prevención de enfermedades sexuales.

(Con información de El Mundo de España)

http://www.etcetera.com.mx/articulo/marruecos_discute_la_legalizacion_del_aborto/35187/

Recommended Posts