Consideramos que este es uno de los tipos de flujo vaginal anormal más comunes y debatidos entre las mujeres. Suele ser un síntoma de infecciones por hongos, como la candidiasis, aunque no siempre es así. En dichos casos, no aparece solo sino que viene acompañado de otros signos y molestias. Pero, a veces su presencia no tiene que ver con infecciones vaginales.

Antes de que leas los casos de 5 mujeres, es muy importante recordarte que si presentas un flujo vaginal anormal, cualquiera que sea, tú te conoces mejor que nadie, acudas de inmediato con tu doctor para que te diagnostique, y en su caso te recete, solo un especialista puede decirte qué es lo que está sucediendo con tu cuerpo. También, en Marie Stopes te recomendamos realizarte el papanicolaou por lo menos 1 vez al año.

Aquí las historias de 5 mujeres que han consultado a especialistas sobre un flujo vaginal que luce como requesón.

 

Caso 1. He estado teniendo mucho flujo vaginal parecido al queso cottage en los últimos días. Es de color amarillo, muy grueso y me provoca una sensación de incomodidad en la vagina. No tengo picazón ni mal olor. No he sido sexualmente activa durante más de dos años, por lo que definitivamente no es una ITS. No recuerdo haber hecho algo fuera de lo normal que pueda haber causado el cambio en mi flujo.  Mi período debe llegar en unos días.

Respuesta: Porque no presentes otros síntomas como picazón o mal olor no podemos asegurar que no tienes una infección por hongos. Sin examinar tu flujo bajo un microscopio, es difícil distinguir la causa exacta.

La infección por levaduras se produce debido a una serie de razones, como el uso de antibióticos o esteroides, los cambios en el estilo de vida, el contacto sexual con una nueva pareja, los malos hábitos alimenticios y tener el sistema inmunológico débil. Por lo general, esta infección se manifiesta a través de una mayor cantidad de flujo espeso y blanco, comezón y mal olor vaginal. Pero no siempre se presentan todos los síntomas, especialmente si la infección aun es leve.

 

Caso 2. Yo soy madre de dos hijos y actualmente estoy embarazada por tercera ocasión. En el último par de días me di cuenta de que tengo un flujo espeso, de aspecto extraño que huele muy fuerte. No he estado tomando antibióticos, mi médico dice que todo está normal. No tengo comezón, solo esta descarga muy molesta. ¿Debo pedir una segunda opinión?

Respuesta: No dejes de pedir una segunda opinión si piensas que tu flujo vaginal no es normal.

La secreción anormal durante el embarazo es muy común, y la mayoría de las mujeres enfrenta la infección por levaduras en un momento u otro. Es bueno que te hayas dado cuenta a tiempo y hayas visitado al médico para obtener una evaluación. Pero si no estás conforme con ese diagnóstico, busca la opinión de otro médico y si coincide con el anterior, entonces es más probable que estés sana.

Se sugiere no poner nada en tu vagina que pueda eliminar las bacterias buenas, alterar el equilibrio vaginal o provocar una infección. Cuida muy bien tus hábitos de higiene, trata de mantenerte fresca solo con agua, evita cualquier producto vaginal muy perfumado.

 

Caso 3. Hace poco tuve relaciones sexuales por primera vez con un chico. Fue mi primera vez y él dijo que era su primera vez también. Ayer noté una especie de secreción vaginal espesa y verdosa. Es muy gruesa y huele mal. Necesito cambiar mi ropa interior un par de veces al día para evitar que el olor pase a través de la ropa. ¿Tengo una infección? ¿Qué causa este tipo de flujo?

Respuesta: Lo que describes suena como una ITS. El hecho de que tu pareja haya dicho que nunca ha tenido relaciones sexuales, no significa necesariamente que no tenga una infección. Es posible que haya mentido al respecto.

¿Estás experimentando otros síntomas como picazón, hinchazón o ardor? Es importante describir todos los síntomas a tu médico para obtener un diagnóstico preciso. Debes hacer una cita lo más pronto posible para evitar los riesgos asociados con ETS no tratadas a tiempo.

 

Caso 4. Soy una mujer sexualmente inactiva con antecedentes de infección urinaria. Hace poco noté una secreción de color rosa, parecida al requesón, saliendo de mi vagina. Luce muy rara y siento ganas de vomitar cada vez que la huelo. Mi vulva se siente muy incómoda. Mi orina no parece anormal, es de color amarillo claro, pero me duele cuando hago pis. La descarga vaginal tiñe mi ropa interior y hace que huela mal. Nunca he lidiado con algo parecido. ¿Qué me puede estar pasando?

Respuesta: Esto ciertamente no es normal. El flujo vaginal rosa indica la presencia de sangre junto con el moco cervical normal, y a menos que hayas quedado embarazada recientemente y tengas el sangrado de implantación, encuentro esta ocurrencia muy preocupante. Dices que eres sexualmente inactiva, por eso creo que debes acudir al médico y solicitar un examen de dicho flujo.

 

Caso 5. Estoy en el último día de mi período y esta mañana me di cuenta de una especie de flujo marrón y grueso como requesón saliendo de mi vagina. No parece normal para mí, es de color marrón oscuro, denso y huele como huele mi período normalmente. No siento picazón o algo así, no he tenido relaciones sexuales así que no creo que sea una infección. ¿Me puede aconsejar? ¿Debo ir a un médico o a esta descarga extraña desaparecerá por sí sola?

Respuesta: Todo suena perfectamente normal, y yo diría que lo que estás experimentando no es algo fuera de lo común. Tu descarga probablemente sea de color marrón porque contiene restos de sangre antigua. También dices que no estás experimentando otros síntomas, por lo que es muy poco probable que tengas una infección.

No te asustes. Espera a que tu período cese y toma nota del color y la consistencia de tu flujo. Este debe ser gradualmente más ligero y rosado hasta que sea completamente blanquecino. Si al pasar el tiempo, sigues notando el flujo marrón, entonces sí debes acudir al médico para ser examinada.

 

Te recomendamos ser consciente de tu higiene íntima, no uses jabones o papel higiénico perfumados para eliminar este flujo, limpia tus genitales solo con agua. Usa ropa interior de algodón y evita cualquier prenda demasiado apretada, ya que puede alterar el pH vaginal. Límpiate específicamente de adelante hacia atrás para evitar que cualquier materia fecal pase cerca o entre a la vagina. Lo más importante es evitar el contacto sexual durante el tratamiento para evitar que se propague la infección.

Con información de Flujo Vaginal

Recommended Posts