El observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos ha documentado 324 casos.

Cada 5 días, un feminicidio en Puebla.

A partir de que el Congreso local tipificó el delito de feminicidio a finales de 2012, el Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) ha documentado 324 casos, lo que significa que cada cinco días una mujer es asesinada en territorio poblano.

En el mismo periodo, el Poder Judicial del estado ha emitido seis sentencias condenatorias, por lo que 318 homicidios siguen impunes, puntualizó Mariel Guzmán Cortés, coordinadora del Programa de Igualdad y Justicia del Odesyr.

De estos 324 feminicidios, 82 han sido perpetrados en lo que va del presente año y el caso más reciente es el de la joven Mara Fernanda Castilla Miranda, de 19 años y estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

De cada 100 feminicidios que se cometen en Puebla, 98 quedan impunes porque los responsables no reciben una sentencia condenatoria del Poder Judicial, según las cifras del Odesyr.

Guzmán Cortés responsabilizó a la Fiscalía General del Estado (FGE) del alto nivel de impunidad en los casos de asesinatos de mujeres por razón de género, al identificar una ”intención de maquillar las cifras para ocultar el problema a la opinión pública”.

La activista afirmó que el problema puede ser más grave, ya que las estadísticas de Odesyr se basan en los reportes divulgados por los medios de comunicación, los cuales no registran la totalidad de feminicidios.

La única fuente oficial de información es la FGE, pero Mariel Guzmán consideró que no es confiable porque se niega a cumplir con los protocolos internacionales que le obligan a iniciar las investigaciones por el crimen de una mujer bajo la calificación de feminicidio. Por esa razón, subrayó, las cifras de la dependencia siempre son menores a las que maneja la sociedad civil. Ejemplificó con lo sucedido durante 2017, en el que los medios han dado cuenta de 82 feminicidios, mientras la fiscalía sólo reconoce 58.

Guzmán Cortés criticó la actuación del Poder Judicial del estado, pues aumentó de una a seis las sentencias contra feminicidas hasta que la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim) amenazó a Puebla con emitir una alerta por violencia de género.

Antes de que la Conavim presentara un pliego de observaciones en junio de 2016, los juzgados sólo habían sancionado a una persona por ese delito.

Repudian en Toluca asesinato de una joven; suman 222 este año en Edomex

Toluca, Méx. Decenas de personas, familiares y amigos de Verónica Guadalupe Benítez Vega, protestaron la mañana de ayer en el palacio de gobierno en esta ciudad para exigir a las nuevas autoridades castigo para el o los homicidas de la joven de 21 años, ultimada de 17 puñaladas el pasado 6 de julio en Villa Nicolás Romero, municipio donde no se aplicó la alerta de género.

Lupita, como le decía su familia, es una de las 222 mujeres que han muerto violentamente en el estado de México durante el presente año; sólo 45 de estos casos han sido catalogados como feminicidios por la Fiscalía General de Justicia de la entidad; el resto fueron clasificados como homicidios dolosos.

Los manifestantes recorrieron el primer cuadro de la capital mexiquense para demandar que el homicidio no quede impune. La estudiante de la licenciatura en bioquímica diagnóstica en la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la Universidad Nacional Autónoma de México fue encontrada muerta por sus familiares en un camino de terracería cerca de su vivienda. La joven era madre de un bebé de meses.

La familia Benítez Vega señala como responsable del homicidio al esposo de Lupita, quien era violento con la joven. El sujeto está detenido y el juez dio de plazo hasta el 9 de noviembre para terminar la investigación.

Asimismo, denunciaron que la autoridad ministerial no ha ordenado el cateo a la vivienda de la pareja ni se ha autorizado la prueba de genética para comprobar a quién pertenecen los rastros de cabello que encontraron en una mano del acusado el día del homicidio.

Desde que se tipificó el feminicidio en el Código Penal de la entidad, en marzo del 2011, la fiscalía mexiquense ha abierto más de 346 carpetas de investigación; sólo se ha dictado sentencia en 96 casos, es decir, 27 por ciento.

En ese mismo lapso se han abierto mil 497 expedientes por homicidios dolosos que no fueron considerados feminicidios.

La Fiscalía General de Justicia ya tiene identificadas las colonias más peligrosas para las mujeres en cada una de las demarcaciones donde se emitió la alerta.

Ecatepec es uno de los municipios con más colonias consideradas de alto riesgo, con 29, entre ellas el barrio de Tulpetlac, La Palma, Potrero del Rey, Guadalupe Victoria, Ciudad Cuauhtémoc y Jardines de Morelos.

En Toluca hay 23 zonas peligrosas, entre ellas las delegaciones de San Pablo Autopan, San Cristóbal Huichochitlán y San Andrés Cuexcontitlán, así como Santiago Tlaxomulco. En Naucalpan hay 21 sitios de altos riesgo, entre ellos San Lorenzo Totolinga, Las Huertas y Colinas de San Mateo; en Chalco son 18 colonias, entre ellas Ejidal, La Bomba y Pueblo Nuevo, así como los barrios de San Pablo Atlazapan, Santa Catarina Ayotzingo y la Unión de Guadalupe.

En Tlalnepantla son 15 colonias riesgosas para las mujeres; las principales son Lázaro Cárdenas, San Juan Ixhuatepec, El Olivo II y La Loma Tlalnemex.

La violencia de género, al alza en Chihuahua

Ciudad Juárez, Chih. Sesenta y cuatro mujeres han sido asesinadas este año en Ciudad Juárez; tres de ellas en las 24 horas recientes; de acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE), esta cifra rebasa la de todo 2016, cuando sumaron 56. La mayoría de las víctimas eran menores de 30 años.

La noche del domingo una mujer de 40 años murió junto con tres hombres al ser atacados con rifles de asalto en la colonia Villas del Sur.

Mientras, cerca de las 23 horas del domingo, en el fraccionamiento Portal del Valle, un sujeto ingresó al domicilio de una mujer y le disparó.

El tercer caso es el de una mujer encontrada en un barranco de la colonia Hermenegildo Galeana, cerca de la zona centro. Tenía huellas de violencia sexual.

En Ciudad Juárez, este año se ha reportado la desaparición de 18 mujeres ante la unidad de personas ausentes de la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres.

De los 64 homicidios documentados en 2017, sólo en 16 casos hay detenidos.

La FGE refiere que a partir de que se inició el registro de violencia contra mujeres (1993) se han reportado mil 575 asesinatos.

Apenas el pasado 13 de septiembre el Congreso local aprobó reformas al Código Penal para tipificar el feminicidio, lo que habían exigido durante años activistas y organizaciones defensoras de mujeres.

Se agregó el artículo 126 bis, el cual estipula una pena de 30 a 60 años de prisión, y 20 más si la víctima es menor, está embarazada o es adulta mayor, entre otras condicionantes.

 

Con información de La Jornada 19 de septiembre de 2017

Recommended Posts