Embarazosa adolescencia.

Más de 50% de los embarazos en México son por accidente. Esta cifra podría disminuir a través de campañas de información a nivel nacional para evitar muertes de jóvenes mexicanas.

El embarazo no deseado en adolescentes en México se ha incrementado en los últimos años hasta llegar a alcanzar a 467 mil mujeres menores de 20 años que han tenido un hijo en esta situación.

De estas cifras se desprenden que entre 2013 y 2030 las jóvenes mexicanas entre 15 y 19 años participarán con 16 por ciento de los nacimientos que se registrarán en México en ese periodo, situación que debe alertar a los servicios de salud y educación a nivel nacional, según señala el doctor Alfonso Carrera Riva Palacio, director médico de Marie Stopes México.

“Se estima que más de 50 por ciento de los embarazos son no deseados, es decir, de cada tres embarazos, dos no fueron planeados. Se puede cortar esta situación si ofreciéramos información sobre la anticoncepción. Estamos convencidos de que se puede disminuir 75 por ciento de la mortalidad materna si se lleva a cabo una campaña informativa, a sabiendas que de cada cuatro jóvenes mexicanos, uno ya inició actividad sexual”, explicó Carrera Rivapalacio.

De información gubernamental que se ha dado a conocer a través del Consejo Nacional de Población (Conapo), se desprende que “cuatro de cada 10 adolescentes embarazadas aseguraron que no habían planeado o deseado el embarazo, a pesar de que 97 por ciento de este grupo dijo conocer al menos un método anticonceptivo y 61.5 por ciento de ellas no se protegió en su primera relación sexual”, detalla la dependencia.

“Nosotros hacemos un programa de educación. Tenemos becarios y parte de nuestro staff va a secundarias, preparatorias, para dar clases de salud sexual, que las jóvenes se conozcan así mismas, y todas las herramientas que son importantes para este sector de la sociedad mexicana.

“Actualmente le estamos dando educación sexual a un aproximado de 80 mil adolescentes, llevando información en escuelas y eventos masivos.
Para cambiar al país se requiere hablar abiertamente”, señaló en entrevista para CAPITAL MÉXICO Carla Eckhardt, directora de la ONG, Marie Stopes México, organización no gubernamental dedicada a la salud sexual y reproductiva a nivel mundial.

Metas no cumplidas.

Para el doctor Riva Palacio las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, celebrada en el 2000 ante las Organización de las Naciones Unidas (ONU) “no se ha cumplido. Una de ellas es alcanzar la cifra de 38.2 por ciento de niños recién nacidos con vida y sólo se ha alcanzado 22 por ciento”.

Esta brecha, según indica Carrera Riva Palacio, “nos habla de un subdesarrollo”, porque no hemos alcanzado este compromiso.

“Esto afecta y afectará al país en términos económicos. La anticoncepción evitaría muerte de niños, se evitaría uno de cuatro fallecimientos en situaciones de jóvenes que no están preparadas física ni emocionalmente para ser madres. El daño a la economía del país también se vería afectada en el costo que de le debe proporciona a un niño con retraso psicomotor, porque nació antes o sin las condiciones necesarias”, explica el médico.

Eckhardt explica que México, dentro de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), es la nación con la tasa más alta de embarazos en adolescentes en el mundo.

Como organización no gubernamental, Marie Stopes México han entregado en todo el país más de 100 mil métodos anticonceptivos, se han prevenido abortos inseguros al tener clínicas especializadas y “vamos totalmente con los reglamentos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, señala.

Problemática.

Con la finalidad de disminuir la muerte materna por abortos inseguros, en México “trabajamos de la mano con otras organizaciones de la sociedad civil, el programa de subsidios ”Interrupción legal para no morir”, a través del cual financiamos servicios de interrupción legal del embarazo y métodos anticonceptivos en el Distrito Federal a mujeres de escasos recursos”, informó la directiva.

Desde 1999, Marie Stopes fue invitado por Derechos Humanos para dar servicio en el sur de México. La organización tiene una red de parteras quienes trabajan en zonas rurales y fue hasta 2007, con la aprobación del derecho al aborto en el Distrito Federal, que llegaron a la ciudad.

Chiapas es la entidad con mayor mortalidad en mujeres por esta causa, así como Campeche. Chihuahua y Guerrero.

“En Chiapas trabajamos con otro tipo de modelo ya que capacitamos a parteras para colocar el DIU (Dispositivo Intrauterino), así que también sean las encargadas de repartir insumos para que en comunidades las mujeres tengan opciones modernas sobre reproducción”, explica.

A pesar de que existen organizaciones en contra del aborto, de que la sexualidad adolescente es prematura, de que la hay poca información útil, así como la subestimación de los padres, se espera que las cifras desciendan, “antes de convertirse en un problema mayor; nos debe preocupar a todos, porque es el futuro de nuestra sociedad”, concluyó Riva Palacio.

Con información de Capital de México 07 de julio de 2015 páginas 26 y 27

 

Recommended Posts