El DIU y el SIU ofrecen una gran cantidad de ventajas a sus usuarias gracias a que se trata de un dispositivo por lo general muy eficaz y que apenas implica complicaciones para la mujer, a menos que se encuentre entre los grupos de riesgo. Pero muchas mujeres tienen dudas acerca de este método anticonceptivo, siendo una de las preocupaciones más comunes saber si el hombre puede llegar a notar el DIU / SIU durante las relaciones sexuales.

El SIU consta de una estructura de plástico pequeña y flexible en forma de T (longitud: 32 mm) que lleva en su brazo vertical un reservorio cilíndrico con una hormona similar a la progesterona, llamada levonorgestrel, muy utilizada en la anticoncepción oral. Una vez colocado dentro del útero libera pequeñas dosis hacia la cavidad uterina en forma continua durante 5 años; mientras que el DIU consta de una estructura de plástico pequeña y flexible que lleva cobre en él para “matar a los espermatozoides” pues el cobre cambia el entorno del útero.

Este anticonceptivo está formado por un mecanismo de pequeño tamaño en forma de T que el ginecólogo coloca en el interior de la matriz. Al abrirse, el DIU bloquea el acceso a los espermatozoides, y en el caso del DIU Mirena libera hormonas que ayudan a controlar el ciclo menstrual.

Ya que el DIU permanece en el interior del útero de la mujer, es necesario que el ginecólogo coloque unos hilos que, al sobresalir, permiten a la usuaria detectar si el diu se ha movido, en cuyo caso se pueden percibir más largo o cortos, y servirán también para extraer el DIU si es necesario por alguna causa grave.

Molestias del DIU al mantener relaciones sexuales

Estos hilos son la causa de que un hombre pueda percibir algunas molestias al mantener relaciones sexuales, pues aunque nunca se llega a alcanzar DIU, los hilos pueden llegar a ser lo suficientemente molestos como para causar incomodidad tanto al hombre, en caso de rozar con el pene, como a la mujer pues puede notarlo y resultar molesto.

Si bien esta molestia no llega a causar daños, a menos que se produzca debido a un desplazamiento del DIU, puede dificultar las relaciones sexuales. En caso de que se convierta en un impedimento el ginecólogo puede recortar los hilos hasta que tengan la longitud adecuada.

¿Cómo funciona Mirena?

“El sistema liberador de hormonas (sistema de administración intrauterina de levonorgestrel) administra cantidades muy pequeñas de la hormona levonorgestrel directamente dentro del útero.

Los efectos anticonceptivos y terapéuticos están basados principalmente en tres efectos locales en el útero:

* Moco cervical más espeso.

* Inhibición de la motilidad y función del esperma dentro del útero y las trompas de falopio, que previene la fertilización.

* Prevención del crecimiento endometrial”.

¿Es igual al sistema intrauterino tradicional?

“En su aspecto es muy parecido a un dispositivo intrauterino (DIU) tradicional, pero en el endoceptivo el cilindro de cobre presente en los DIU fue reemplazado por una cápsula que contiene 52 mg de la hormona levonorgestrel, que es liberada dentro de la cavidad uterina en pequeñas cantidades durante un período de 5 años y es en el útero, en forma local, donde ejerce su acción”.

¿Cuáles son las bondades del SIU en términos anticonceptivos y en términos de cuidado integral de la salud?

“Es un método anticonceptivo altamente confiable. Su eficacia es comparable a la de la esterilización femenina aunque reversible y con la ventaja de ser fácil y conveniente de usar. Fue desarrollado para combinar los beneficios de los métodos anticonceptivos orales y los intrauterinos. A diferencia de los primeros, el uso del endoceptivo no requiere de una toma diaria. Además puede utilizarse en mujeres en período de lactancia.

El endoceptivo no sólo se utiliza para evitar la concepción sino que también se indica para el tratamiento de la menorragia idiopática (sangrado menstrual abundante), pues produce una reducción del volumen de sangrado durante las menstruaciones (hasta de un 95% luego de un año), convirtiéndolo actualmente en la mejor alternativa terapéutica para estas pacientes; sin olvidar los beneficios adicionales asociados, como son la disminución de los dolores menstruales, evitar las anemias proporcionando al organismo un importante ahorro de hierro, etc”.

¿Cómo es el tema del retiro de la menstruación? ¿Qué consecuencias tiene?

“Luego de la inserción del endoceptivo la capa interna del útero sufre un proceso de inactivación que se traduce en la reducción de la duración y el volumen del sangrado menstrual. A menudo el flujo escaso se convierte en espaciamiento o incluso ausencia de sangrado. Esto se debe a un efecto local, la función ovárica es normal y los niveles de estrógenos circulantes permanecen inalterados. Este proceso es totalmente reversible al extraer el endoceptivo y el sangrado menstrual normal reaparecerá dentro del primer mes después de que se retire el endoceptivo. También es bueno aclarar que el endoceptivo no altera el curso de la fertilidad futura.

Es necesario asegurar que en aquellas mujeres que usan el endoceptivo es muy poco probable que la ausencia de sangrado sea debido a un embarazo, aunque en caso de duda debe realizarse un test. También informar a las mujeres que la ausencia de sangrado no indica una anomalía hormonal”.

¿Aumenta las posibilidades de embarazo ectópico?

“La mujer con historia previa de embarazo ectópico (embarazo que ocurre por fuera del útero, generalmente en la trompa de falopio), de cirugía tubárica o de infección pélvica tiene un riesgo mayor de embarazo ectópico. Se debe considerar la posibilidad de un embarazo ectópico en el caso de dolor pélvico, especialmente en combinación con ausencia de menstruación, o si una mujer con ausencia del sangrado menstrual (amenorreica) comienza a sangrar. La tasa de embarazo ectópico en las usuarias del endoceptivo ha sido 0,1 por 100 mujeres/año, que es significativamente más baja que la estimada para las mujeres que no usan método anticonceptivo alguno: 0,3 – 0,5 por cada 100 mujeres/año”.

¿Cuáles son sus contraindicaciones?

“A la hora de elegir métodos anticonceptivos es necesario consultar con un médico para poder determinar cuál es el adecuado para cada mujer. Las contraindicaciones se encuentran siempre expuestas en un prospecto adjunto al producto que se pueden analizar para determinar si es conveniente usar o no ese método. Algunas de ellas pueden ser: infecciones ginecológicas, hemorragia uterina anormal no diagnosticada, displasia cervical, algunos cánceres ginecológicos u otros tumores dependientes de los progestágenos, anomalías congénitas del útero o del cuello del útero, entre otras”.

¿Qué pasa con las hormonas y el riesgo de cáncer de mama u otros tumores?

“Los datos disponibles muestran que el endoceptivo no incrementa el riesgo de cáncer de mama en mujeres premenopáusicas de menos de 50 años de edad. Se ha asociado el uso del endoceptivo con la disminución en la incidencia de otros tumores (por ejemplo endometrio), de todas maneras estos datos están limitados a un número reducido de pacientes que no permiten realizar conclusión alguna”.

En Marie Stopes contamos con los dos, DIU y SIU. Te invitamos a acudir a una consejería para que te asesoremos y veas para cuál eres candidata.

Con información de Diario Femenino y Entre Mujeres Clarín.

Recommended Posts