Aquí algunas nomenclaturas de las prácticas sexuales que están de moda en muchos países del mundo. ¿Quieres conocer nuevas palabras para asombrar a tu chico o a tus amigas? Lee a continuación pero no olvides que debes usar siempre condón, realizarte pruebas de ITS cada 6 meses y usar un método anticonceptivo de largo plazo si no estás buscando un embarazo no planificado.

 

Tickling

Consiste en hacer cosquillas a la pareja con fines sexuales. Los entendidos dicen que las mujeres somos especialmente sensibles a esta practica, que sirve para reducir el estrés, romper el hielo y hace las veces de juego preliminar.

Abdorgasmos

Está demostrado que el sexo no es el único medio para llegar al clímax. Ahí tenemos a los “abdorgasmos” que son producto del ejercicio físico al margen de cualquier práctica erótica. En 1953, Alfred Kinsey realizó un estudio en el que el 5% de las mujeres entrevistadas reconocían haber experimentado orgasmos en el gimnasio.

Y es que se cree que los músculos abdominales tienen una relación con el placer. Más recientemente, la investigadora Debby Herbenick, codirectora del Centro para la Promoción de la Salud Sexual de la Universidad de Indiana (Estados Unidos), entrevistó a 300 mujeres de 18 a 63 años. El 19% dijo tener orgasmos haciendo bicicleta o spinning, el 9,3% lo logró escalando una cuerda, el 7% levantando pesas y otro 7% haciendo yoga, máquina elíptica o aeróbic. ¡A hacer abdominales, chicas!

Dogging

No es otra cosa que tener sexo en lugares públicos. Se trata de una práctica sexual que va en ascenso y que cuenta con numerosos aficionados en todo el mundo. El término proviene de dog –perro en inglés–, y hace referencia al hecho de que estos animales copulan en plena calle sin ningún tipo de complejos. Si mantener relaciones en lugares públicos es para algunos una necesidad, al no tener un espacio propio a dónde ir, para otros es una modalidad más de sexualidad que une voyeurismo, exhibicionismo y el riesgo de poder ser descubierto in fraganti.

Efecto Coolidge

Se trata de un fenómeno observado en las especies de mamíferos y que consiste en una disposición a mantener relaciones sexuales ante la presencia de nuevos compañeros. El efecto Coolidge es el enemigo número uno de la fidelidad y lo que buscan los partidarios de esta práctica es una relación abierta o el intercambio de parejas.

Humasexual

Nuevo término acuñado por el cantante Morrissey, que con motivo de la publicación de su autobiografía declaró: “Desgraciadamente, no soy homosexual. Técnicamente soy humasexual, me siento atraído por los seres humanos. Desde luego, no por muchos”. Aunque la orientación erótica del ex líder de los Smiths no parece muy clara.

En 1980 se proclamó más bien un icono de los asexuales al decir que “nunca había sido una persona muy sexual”, y en 1984 volvió a pronunciarse en contra del instinto básico con esta contundente declaración: “el sexo es un desperdicio de baterías”.

MILF

Abreviatura de ‘mother I’d like to fuck’ y que describe a una mujer madura pero que todavía es atractiva sexualmente. El término inglés cougar define a las que buscan una pareja más joven que ellas, como han hecho Madonna, Demi Moore, Kylie Minogue, Sharon Stone, Susan Sarandon o Joan Collins.

Sexetarianos

El vegetarianismo llevado a la cama es practicado por determinadas personas que no tienen relaciones íntimas con inidivduos que consuman alimentos de origen animal o derivados como leche, miel o queso. Los vegetarianos alegan que su dieta les hace menos propensos a padecer ciertas enfermedades de corazón, derrames cerebrales, diabetes, obesidad o cáncer, y que al estar más sanos, tienen más energía disponible.

Aseguran también que su semen sabe mejor. La razón de esta elección, además de ética, es que, a través de los fluidos corporales –saliva, sudor o semen– se transmiten todos esos subproductos presentes en la carne animal –como hormonas– que ellos tratan de evitar.

Con información de Actitud FEM

Recommended Posts