Las cuatro infecciones de trasmisión sexual (ITS) más comunes en el país son sífilis, gonorrea, virus del papiloma humano (VPH) y virus de inmunodeficiencia humana (VIH), de acuerdo con la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD).

Jóvenes entre 18 y 30 años son los que presentan el mayor número de contagios de esas enfermedades, precisó el organismo en un comunicado. Asimismo, afirmó que al menos 30 por ciento de la población que tiene una vida sexual activa padece o ha padecido alguna ITS.

En Marie Stopes te recomendamos siempre #ProtegerAlPájaro utilizando condón y realizando pruebas de detección de ITS cada 6 meses.

Hasta noviembre de 2015, más de 178 mil mexicanos sabían que tenían sida. De ellos, más 32 mil son mujeres, según la Secretaría de Salud. En 2013 esa misma dependencia reportó 692 casos de sífilis adquirida.

A escala global, diariamente ocurren un millón de contagios de alguna ITS, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Estima que anualmente 78 millones contraen gonorrea y que 290 millones de mujeres están infectadas con papiloma humano.

La FMD señaló que al contraer alguno de esos males la piel puede sufrir alteraciones. Por ejemplo, “justo tras el contagio” de sífilis aparece un grano que se ulcera rápidamente. A veces se confunde con una lesión provocada por un vello encarnado; sin embargo, al paso de los días se presenta un sarpullido en todo el cuerpo, o en parte de él, que no genera comezón ni dolor.

El VPH puede provocar manifestaciones dermatológicas. “Las verrugas genitales suelen ser características del virus, tienen forma de coliflor y no son dolorosas”. Pero no todos los afectados desarrollan ese tipo de lesiones, aclaró.

Los pacientes de VIH también pueden sufrir daños en la piel, los cuáles van desde “verrugas y herpes en el área genial y anal, hasta la presencia de lesiones generadas por el poxvirus, éste desarrolla la enfermedad denominada molusco contagioso, que se caracteriza por pápulas pequeñas e indoloras que crecen hasta convertirse en nódulos de color de la piel y apariencia de perla”, explicó.

Cuando se tiene una vida sexual activa, estableció la FMD, “es esencial” revisarse la piel, además de usar preservativos que prevengan de contagios.

Con información de La Jornada 26 de marzo de 2016.

Recommended Posts